Arshile Gorky, el impacto de la experiencia en el arte



gorkyDe nacionalidad armenia, emigró en 1920 a Estados Unidos, donde se nacionalizó, convirtiéndose en uno de los pocos pintores iconos de la diáspora turca. Su nombre real es Vosdanig Manoug Atoian pero fue sustituido por su seudónimo, Arshile Gorky (1904-1948). Tuvo una infancia muy dura: tras escapar a Rusia a causa del genocidio armenio, y después de la muerte de su madre, con sólo 16 años se fue a Estados Unidos, donde el padre había emigrado hacía algunos años.

Allí, estudió en la New School of Design de Boston y se vio influenciado por algunos de los artistas más importantes de los “ismos” europeos, como Cezanne, Braque o Picasso. Se relacionará con otros artistas estadounidenses, como De Kooning del que aprehenderá el action painting, una de las manifestaciones del Expresionismo Abstracto.

Gorky trabaja entre dos culturas: la suya propia nativa y la cultura americana que estaba comenzando a hacerse notar en las filas artísticas del mundo cultural. Es por ello que él engloba ambas perspectivas, desde el cubismo con el que había comenzado a trabajar en sus inicios y principales influencias europeas, pasando por el surrealismo de donde tomará la esencia de Joan Miró, hasta la propia abstracción de la que será pionero.

En su pintura, las figuras orgánicas que beben de Kandinsky, las manchas de color en todo el lienzo, muy al estilo de Pollock, nos dejan ver esa íntima relación entre pintura, línea y color. Ocurre con gran parte de la pintura contemporánea, en la que vemos un caos que no es tal, sino que esa aparente locura pictórica, tiene orden y medida. Es el perfecto equilibrio de un artista autodidacta.

Gorky en su estudio en 1933. Foto de Alexander Sandow.

Pero si algo diferenciaba a Gorky del resto de surrealistas fue que nunca se basó en el subconsciente ni en el mundo de los sueños, sino que su inspiración eran sus propias experiencias vitales. Es ahí donde entra esa relación con sus orígenes, esa doble cultura de la que Gorky fue un gran representante. Su angustia vital se vio reflejada en sus obras y sus propias experiencias terminaron con su vida a una edad temprana, pero no con su obra, la representación de cómo un artista lo es a donde el mundo le lleve. Se suicidó muy joven, con sólo 44 años. La última fase de su vida fue marcada por el dolor y los accidentes, y posiblemente fue a causa de la depresión que decidió quitarse la vida.

Aquí va una muestra de su trabajo.

Etiquetas:, ,

Categorías: Historia del Arte, Pintores Contemporáneos

Autor:Chema Senra

Chema Senra, artista contemporáneo y autor del Blog de Pintura, Técnicas y Materiales Artísticos My Tale I Teach

Súscribete a nuestra ARTNewsletter

Suscribirse a nuestros perfiles sociales y feed RSS para recibir actualizaciones.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Afro Basaldella: el camino hacia la abstracción | El Blog de Pintura de My Tale I Teach - abril 14, PM

    […] de los Ocho). Llega a su estilo maduro, con un claro énfasis en la luz y el color tras conocer a Arshile Gorky en Nueva York. Entre 1957 y 1958 Basaldella imparte clases en el Mills College de Oakland, […]

    Me gusta

  2. Willem de Kooning, el pintor de la mujer abstracta | El Blog de Pintura de My Tale I Teach - abril 28, AM

    […] abstracto, junto a Pollock (con el que desarrollo una cierta rivalidad), Rothko, Kline o su amigo Gorky. Pero el pintor de origen holandés alcanzaría su plenitud artística lejos de las premisas […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: