Cómo proteger un cuadro de la humedad


Cómo proteger nuestros cuadros de la humedad

Hola a todos,

hoy vamos a hablar sobre cómo proteger nuestros cuadros de la humedad. Por una parte podemos reforzar la impermeabilidad del propio cuadro, y por otro acondicionar el entorno expositivo para prevenir el problema.

Si la tela está bien imprimada, no cogerá humedad, puesto que las fibras ya se han cargado de la imprimación. Esta es una de las razones por las que aconsejo imprimar las dos caras del paño que montemos en el bastidor, además de que ayuda a la correcta tensión de la tela. También se pueden barnizar los listones del bastidor para impermeabilizarlos previamente al montaje de la tela. Si nuestro soporte es íntegramente de madera, siempre podemos darle una capa de pintura de aceite o barniz a la parte de atrás.

Aparte de los accidentes casuales con agua, hay dos principales factores de riesgo de deterioro por humedad para un cuadro:

  • El primero es la humedad por filtración. En zonas muy húmedas, las plantas bajas de los edificios filtran la humedad del terreno por capilaridad en sus vigas y muros afectando directamente a todo aquello que este colgado en las paredes. Lo mejor obviamente es evitar estos lugares, aunque hay ocasiones en las que no tenemos más remedio que usarlos. Hacer obras e impermeabilizar el suelo y las paredes es lo ideal, pero puede resultar demasiado caro. Para estos casos existe una semi solución, que eliminará la humedad de la superficie de la pared, aunque el muro interno siga conteniendo agua. Se trata de un aditivo plastificante que se le añade a la pintura de paredes y consigue convertirla en una película protectora que evita, en parte, la filtración.
  • El segundo factor es la humedad por condensación. Cuando en zonas húmedas existe una diferencia térmica acusada entre el exterior y el interior de una estancia, aparece esta humedad por condensación. No es aconsejable poner los cuadros en cocinas o baños debido a los bruscos cambios de temperatura y a los vapores habituales de estas estancias. El uso de un deshumidificador en las salas donde tengamos pinturas expuestas es una solución muy práctica y existen modelos portátiles, bastante económicos en el mercado que nos serán útiles en todos los casos.
Un saludo, y ya se sabe que es mejor prevenir que curar.
Chema Senra

Suscríbete a nuestra ARTNewsletterNew My Tale I Teach logo o visita My Tale I Teach en Facebook y, para cualquier duda, deja un comentario o contacta conmigo.

Etiquetas:,

Categorías: Consejos de Arte, Materiales Artísticos

Autor:Chema Senra

Chema Senra, artista contemporáneo y autor del Blog de Pintura, Técnicas y Materiales Artísticos My Tale I Teach

Súscribete a nuestra ARTNewsletter

Suscribirse a nuestros perfiles sociales y feed RSS para recibir actualizaciones.

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: